NOTICIAS

  CONSEJOS PARA EVITAR ACCIDENTES CON EL GAS

 

En España existen  más de 13 millones de usuarios de instalaciones domésticas de gas,  (7.5 millones de gas natural y más de 6 millones de glp, butano y propano) Los incidentes que ocurren en las instalaciones de gas son mínimos, ya que las medidas de seguridad tanto de aparatos (calderas o calentadores) como de las propias instalaciones son muy altas.

Asimismo las empresas instaladoras de gas – que son las únicas que pueden manipular las instalaciones de gas  y aparatos- disponen de una gran cualificación técnica.

No obstante queremos recordar medidas básicas y consejos de seguridad que debe tener en cuenta cualquier usuario que utiliza  instalaciones y aparatos de gas.

Los incidentes más comunes ocurren como consecuencia de las intoxicaciones de monóxido de carbono, producidas por la mala combustión de los aparatos (calderas, calentadores, estufas etc).
En este sentido, se recomienda comprobar la correcta combustión de la llama, vigilando que sea azul, para evitar la producción de monóxido de carbono, debido a una mala combustión. También se recomienda mantener libres los conductos de ventilación y de evacuación de los humos de la combustión y revisar las chimeneas y mantenerlas libres de elementos que las obstruyan.

Por otro lado y para evitar explosiones por fugas de gas,  el protocolo de seguridad a seguir por los usuarios cuando noten olor a gas, es  cerrar la llave de paso del gas, abrir las ventanas, evitar la producción de chispas, no accionar interruptores y llamar al servicio de Urgencias de la empresa distribuidora de gas o al 112.

Asimismo es de vital importancia que las instalaciones y los aparatos de gas se mantengan y revisen periódicamente según establece la normativa. Así, en el caso de los usuarios de gas canalizado, se debe realizar una Inspección periódica a las instalaciones receptoras de gas  cada cinco años. La empresa distribuidora notificará cuando corresponde la Inspección y dará la opción de que el usuario haga la Inspección con la citada empresa o recurra a una empresa instaladora de confianza.

Por otra parte, las instalaciones que se alimentan desde depósitos individuales o mediante envases de GLP (bombonas de butano o propano) deben pasar cada cinco años una revisión periódica que en este caso será responsabilidad del usuario, quien habrá de contratar con una empresa instaladora de gas. Una vez realizada la inspección o la revisión, el instalador entregará al titular o usuario un certificado de que la instalación cumple con la normativa vigente.

Enlace para inspeccione y revisiones de instalaciones y aparatos:  20151001_inspecciones